Cómo crear tu blog de escritor paso a paso (I): temática y nombre

Cómo crear tu blog de escritor paso a paso (I): temática y nombreEl concepto de “Marca personal” está de moda, lo has comprobado. Como escritor decidido a promocionar tu obra en Internet, pensabas que la cosa era más sencilla, terminabas de escribir tu novela, compendio de relatos, poemas, etc, dabas a un clic y ¡ea! a esperar los frutos, pero resulta que no, hermano: hay que currar más. Con este post iniciaré una serie con la que pretendo guiarte en la labor de creación de un blog, por varias razones, una porque más adelante publicaré otro artículo profundizando en el “embolao” de marca personal y dos porque en mi experiencia en la Red y del trato con colegas escritores, he podido comprobar que no por el hecho de saber escribir, sabemos dar vida a un blog y esto nos angustia y no sé tú, pero yo no conozco nada más insoportable que un escritor en fase de angustia.

Bien, al lío, estos son los contenidos que voy a tratar:

¿De qué voy a hablar y a quién? Temática y audiencia.

El error más garrafal a la hora de crear tu blog es la impaciencia. El hecho de que existan trámites tan libres (al menos aparentemente) para lanzar al mundo tus pensamientos hace que muchos – todos, en nuestras primeras experiencias- de lo único que nos preocupemos es de abrirnos una cuenta en una plataforma gratuita (llámese wordpress.com, blogger, etc) bautizar al blog con nuestro nombre de autor y publicar el “Saludo al mundo” de forma inmediata, sin más, a pelo, que somos juntaletras y esto nos sale solo: error.

Como consumidora de blogs, que lo soy y mucho, cada vez que me encuentro con este perfil de autor, que es más abundante de lo que debiera, consigo con gran esfuerzo acabar de leerme el primer post, pero te aseguro que no vuelvo a por el segundo. Como Licenciada en Periodismo y periodista, puedo asegurarte que ninguna publicación saca su cabeza al mundo sin llevar un trabajo previo y exhaustivo de programación. Nada se improvisa, tu blog, que es tu publicación, tampoco debe improvisarse.

Temática

La mejor manera de entender tu función es que te creas el editor de tu revista o periódico favorito, dirígelo como lo dirigirías en el mundo empresarial real. Que cada paso vaya orientado y meditado, el nombre –no siempre tiene que ser tu nombre de autor, el mío no lo es- la temática, el logo. Piensa más en dar forma a un producto atractivo que en vomitar lo que llevas dentro. Te aconsejo que para estas primeras acciones, no teclees, visita muchos blogs que funcionan (bien) en la red y apunta a papel y boli (como hacíamos los cavernícolas) todos los aspectos, visuales y de contenidos, que te agraden, extiéndete en el tiempo, que te ocupe días observar el trabajo de los demás, porque hasta el momento no se ha encontrado mejor método de aprendizaje que la observación, créeme.

“Cotilleando” en la inspiración de los demás encontrarás la tuya. La primera diferencia que discernirás es que hay quien habla sobre sí mismo, su día a día, su manera de entender los sentimientos, la actualidad, la vida y quien se dedica a compartir conocimiento enfocado en materias determinadas, un ejemplo de esto último es elescritordigital.com ¿Qué opción funciona mejor? Las dos. La elección es tuya, elige la opción que más te motive, puedes combinarlas, lo que quieras, pero enfoca el blog hacia una temática que domines y que sepas que no te va a desinflar.

#Cotilleando en la #inspiración de los demás encontrarás la tuya. Click Para Twittear

Audiencia

¿Sabes a quién vas a hablar? Y ahora seguro que te preguntas ¿pero esto es imprescindible? Lo es y no puedes contestar que te diriges a todo aquel que quiera leerte porque eso es obvio pero muy poco efectivo. Uno no escribe igual teniendo en mente a una audiencia determinada que a otra, no es lo mismo, dirigirte a un grupo de profesionales de una rama concreta que hacerlo a adolescentes ¿En la vida real empleas el mismo tono para hablar con tu pareja que para hacerlo con tu hijo? ¿Expresas tus conocimientos con los mismos tecnicismos a la hora de hablar con tu jefe y para explicarle algo a tu vecino que no sabes a qué se dedica? Es un principio esencial del buen comunicador saber subir y bajar de la parra, adaptar sus conocimientos y fórmulas de expresión a su audiencia ¿A quién quieres dirigirte? ¿Cuál será tu audiencia?

Páginas y categorías

Tu blog debe tener secciones, páginas de contenido fijo que proporcionan información sobre ti o tu trabajo y permitir navegar por ellas de una forma agradable. Aunque te parezca obvia la aclaración, créeme que no lo es, más de un blog me he encontrado sin secciones, y eso a estas alturas de la era internauta ya no es serio.

Existen al menos dos páginas de aparición obligada hables de lo que hables en tu blog, “Sobre mi” y “Contacto” –que puedes rebautizar como mejor te suenen, por supuesto-. Debes contarle a tu lector quién eres y qué pretendes, tus raíces, tus logros y tus metas, no pienses que no importa: todo el mundo se lee esta página, esto no es como los créditos del cine. Luego debes permitirle una manera más o menos directa de contactar contigo, un e-mail es suficiente, pero puedes añadir un formulario, que ahora se lleva mucho. Para hacerlo te basta con instalar una de las herramientas específicas que abundan en la red (gratuitas y de pago), yo utilizo Sumo Me , es muy sencilla y completísima, la posibilidad de crear un formulario de contacto es sólo una de sus muchas utilidades. Para que te aproximes sin vértigo te recomiendo ¿Cómo doblar tus suscriptores e-mail (y tus shares) gracias al pluggin WordPress Sumo Me? que encontrarás en el blog Lyfestyle al Cuadrado de Franck Scipion.

Este post de @ingresos2 me ayudó a manejar #SumoMe https://goo.gl/Np6aUA Click Para Twittear

Es necesario que tenga secciones, como he dicho, pero cuidado con las subsecciones y te aclaro, contagiados por la epidemia offline de los esquemitas, muchos nos pensamos que podemos hacer del menú de nuestra página web o blog uno de ellos y lo inflamos a secciones y subsecciones dentro de éstas, nos da la sensación de mayor orden colocar el contenido de forma escalonada, esto funcionará en tus cuadernos pero no en la Red. Existe un término que te volverá loco en cuanto comiences tu andadura virtual y es “SEO” no voy a tirar de definiciones oficiales porque pretendo lo contrario, que entiendas los conceptos. Así que explicaré que SEO es la metodología por la que muchos intentan entender por qué motores de búsqueda (sobre todo el todopoderoso Google) colocan tu web o blog en un lugar determinado de su lista cada vez que haces una búsqueda, es decir, por qué apareces el tercero empezando por arriba, el último o el quinto de la página 8 (que es como no aparecer). Pues estos motores de búsqueda con cerebro propio entienden que si colocas una determinada información a más de 3 clics no es importante, así que la ignoran y la condenan, será un ingrediente que tirará de tu posicionamiento hacia abajo en su lista. El que te conozca por otros medios te leerá, por supuesto, pero el que no te conozca y busque el tipo de contenidos que tú compartes en tu blog a través de Google, no te encontrará jamás. Así que, todo a un golpe de vista.

Como escritor, es obligado que dediques una sección o página a tus libros y dónde conseguirlos (un enlace a la plataforma online que los vende o la dirección de la tienda física), a no ser que tú mismo los comercialices en tu blog o web (tinglao que desconozco pero al que invitaré a un experto para que nos lo detalle más adelante). Si el libro está en ciernes, anuncia su “próximamente” y cuenta un poco de qué va, que nadie intuya que hay un parón en tu obra. Si estás metido en promoción, añade una sección de “Eventos” o “Calendario” con tus próximas presentaciones y documéntalas con fotos y por supuesto, en el caso de que algún loco maravilloso haya querido entrevistarte y colgarlo en los medios, publícalo en tu sección de “Prensa” (hazlo, a ninguno nos gusta el resultado de nuestras entrevistas, en la mayoría no nos reconocemos, eso es porque nos presentamos a pelo, las entrevistas hay que trabajarlas previamente, de eso también hablaré próximamente).

En este paso también te aconsejaría que decidieras las categorías, si ya tienes claro de qué vas a hablar en tu blog, te saldrán solas, y si no, regresa a la fórmula de la inspiración ajena, vuelve a observar el trabajo de otros y tómalo de ejemplo. Jamás pienses que se puede publicar sin categorías, que vaya todo en el mismo saco de “mi creación”, preferimos el orden a la hora de buscar conocimiento, aunque lo creemos rodeados del caos. Las categorías serán a tus posts como las secciones temáticas a tu simulacro de periódico o revista del que hablábamos al principio.

Elige un nombre: Créate a ti mismo

Una vez que tienes decidido de qué hablarás en tu blog, elabora una lista con los posibles nombres –esta lista volverás a necesitarla más adelante, cuando te toque bautizar tu dominio- te aconsejo que cuentes con más de una posibilidad ya que ten en cuenta que a la hora de elegir dominio –si lo vas a hacer en serio- o incluso en el caso de elegir nombre dentro de una plataforma gratuita, te puedes encontrar con que tu única opción ya esté pillada, si no has preparado otras, te pondrás nervioso, la impaciencia invadirá tu cerebro y acabarás improvisando: de nuevo error.

Puedes pensar que si vas a llamar a tu blog con tu propio nombre, esto de la lista no va contigo pero te equivocas, tú eres único para tu madre y tu abuela pero el universo, y más el virtual, está plagado de tus clones, gente que se llama igual que tú, incluso que comparte tus dos apellidos y que además es escritor, como tú ¿Encuentros en la Tercera Fase? No, simplemente Internet.

Ten reservada la posibilidad de tener que cambiarlo, ya que la acción definitiva para cerrar el nombre de tu blog es la disponibilidad de dominio (te lo cuento en Cómo crear tu blog de escritor paso a paso (II): dominio y hosting), no puedes llamar a tu blog elescritordigital.com y que tu dominio sea almamariadediego.com porque nadie te va a relacionar y no van a poder encontrarte, habrá quien lo hace, pero dudo que funcione. Mi consejo es que el dominio se diferencie lo menos posible del nombre del blog y a ser posible, que se llamen igual: El Escritor Digital en elescritordigital.com. Así que baraja, apunta palabritas delante o detrás, haz tus cábalas porque te harán falta.

Logo y foto

¿Eres de los que piensa que el logo es exclusivamente para las empresas? Te equivocas. Cada vez más, Internet está migrando hacia lo visual, es lógico, a la mayoría de las personas se le entra por los ojos (ya sé que a ti no, pero es que los escritores estamos hechos de otra pasta…), el logo es la tarjeta de visita o si prefieres un símil un poco menos retro, es el simple clic con el que un cerebro pensará en tu trabajo y en todo lo que haya leído que te mencione. Tu gran atajo. Además creo que es imprescindible para crear tu marca personal, eso sí, uno bueno.

Entramos ahora en el primer elemento en el que puedes optar por hacértelo tú mismo partiendo del folio en blanco, o contar con la ayuda de terceros. Yo te cuento mi experiencia, que es mi valor diferenciador en este conglomerado inmenso de historias que se repiten. Sabrás que existen herramientas gratis en la Red para crearte tu logo, yo probé unas cuantas y te voy a contar cuáles y mis conclusiones. Me guié por el post que te enlazo 15 Mejores herramientas online para crear un logo gratis de Miguel Florido , creador de uno de los blogs más completos de marketing online y SEO, Marketing & Web, y bicheé por las cuatro primeras opciones (te recomiendo que en este tipo de post tutoriales, en los que se te habla de muchas opciones para hacer la misma cosa, una vez lo hayas leído entero, te quedes con unas tres o cuatro, no te vuelvas loco):

  1. Logaster
  2. Free Logo Services
  3. Logotipo Gratis
  4. Logo Maker
Este post me ayudó a conocer herramientas online para logos https://goo.gl/R1mj65 @marketingandweb Click Para Twittear

En todas empleé mis horas en valorar diseños, combinar colores, tipografía etcétera, mis horas, te lo aseguro. Es cierto que su eslogan reza que en minutos tienes tu logo gratis pero la letra pequeña es otra, primero, si eres perfeccionista, que lo eres porque eres escritor, y curioso, que también lo eres por lo mismo, necesitarás reposar tus pupilas en prácticamente todos los diseños y esto convierte en horas los anunciados minutos; y segundo, la gratuidad es relativa (apúntate esta máxima a fuego), salvo en Logotipo Gratis que no llegué hasta el final por saturación cerebral, en las tres restantes, al llegar al último paso para descargarte el logo, te piden que saques a pasear la VISA, te explican en un mensajito que cualquier profesional te cobraría el triple y ellos “te regalan” el diseño (¿en serio? quizá me prestas la herramienta y unas cuantas plantillas porque el resto, tiempo y elucubración, lo sigo poniendo yo, en fin…). Que me aclararan esto al final de todo el proceso me desalentó bastante y confieso, no descargué el logo en ninguno (soy así).

Una buena mañana, abrí mi Photoshop y mi Illustrator –que para eso me pagué mis cursitos- y me puse a jugar, el resultado es el que veis en la cabecera de elescritordigital.com. No soy profesional del diseño, así que supongo que mi logo tampoco lo es pero sinceramente, me convenció desde el principio. ¿Perdí el tiempo con las herramientas de diseño online? Rotundamente no. Las horas que empleé en ver y probar diseños me prepararon la mente para crear el mío propio, de otra manera ni habría abierto los softwares. Mi recomendación no es que sigáis mis pasos sino que probéis las susodichas herramientas a sabiendas de la “gratuidad relativa” de la que os he avisado y que si tenéis la suerte de que os convence uno de los miles de diseños –que los hay muy buenos- descargarlo, la ruta es una, los recorridos infinitos.

Y por último la tontería que más quebraderos de cabeza nos crea a los escritores de caverna: la foto. ¿Tengo que poner mi careto en mi blog? ¡Yo escribo no vivo de mi imagen! ¿Quién va a querer verme? Yo. Y entiéndeme, como “Yo” me refiero a cualquiera que se acerque a tu sitio y te lea, añade tu cara porque como lector de un universo tan amplio y complejo como es Internet, necesito saber que no leo las palabras de un robot o un ente incorpóreo, tu rostro, el que te vistes cada día, el que te hace “Tú” y hazlo sin temor porque nadie te juzgará por tu aspecto, no se trata de eso, seguirá siendo tu contenido el que pese en la decisión de tus lectores, pero además tendrán la sensación de acercarse un poco más a ti gracias a esa sonrisa dedicada, porque eso sí, como se decía antes “¡Sonríe!”.

Infografía resumen

Cómo crear tu blog de escritor paso a paso (I): temática y nombre

 

¿Y tú, cuáles fueron los primeros pasos que diste para crear tu blog? Cuéntamelo en los comentarios o a través de las redes sociales y por favor, si te ha gustado, compártelo y vuelve a leerme pronto ¡Saludos!

 

Deja un comentario